Publicidad

Requisitos para deducir Intereses Hipotecarios del ISR

¿Estás pagando una hipoteca? Además eres de seguro un contribuyente del ISR si es que estás leyendo esto, así que es importante que sepas que puedes pagar menos impuestos si todavía estás abonando intereses por tu crédito hipotecario.

Sí, no todo es pagar en la vida, y aunque la declaración anual del ISR sea una obligación de muchos, no está demás buscar la forma de pagar lo menos posible, que en realidad sería lo más justo para los trabajadores mexicanos que ganan a penas unos pesos diarios por encima del salario mínimo.

¿Qué hacer para deducir los intereses hipotecarios de nuestro ISR? Entérate aquí.

Para su declaración anual de este abril podrá incluir los intereses que ha pagado por su crédito hipotecario.

La deducibilidad en hipotecas comenzó a operar a partir del año 2004 cuando las personas que generaron intereses reales a partir de 2003, pudieron deducirlos en sus declaraciones anuales.

¿En qué se basa este beneficio fiscal?

Para encontrar su fundamento legal, debemos abrir la LISR en su artículo 151, donde indica que se prevé la deducibilidad de los intereses reales efectivamente pagados en el ejercicio, por créditos hipotecarios que contraten las personas físicas con los integrantes del sistema financiero.

Aquí un punto a considerar, es que este beneficio aplica cuando el monto de los préstamos no exceda de un 750 mil Unidades de Inversión (Udis).

Los intereses reales de la hipoteca también estarán sujetos al límite de deducciones. Entonces, sólo podremos deducir intereses si ese monto, más otras posibles deducciones personales, no superan 15% de su ingreso anual o los 5 salarios mínimos de tope actual.

A tener en cuenta: el interés hipotecario tiene dos componentes que se ve en un porcentaje nominal y uno de inflación, es decir, se resta la parte de la inflación y lo que quede es el interés real, eso es lo que se va a deducir.

¿Cómo conocer el interés real a deducir?

Esto es algo complejo para quienes no sepan algo de matemática financiera. Lo más simple aquí es consultar con su banco para que le detalle cual es el factor que deben aplicar como interés real, porque cada banco tomará una tasa de cobertura diferente en cuanto a la inflación.

Un cálculo algo rudimentario que dan las autoridades es el siguiente: si la tasa del crédito es del 12% y una tasa de inflación del 4% lo que se puede deducir es el 8% de intereses reales, por ello, es muy atractivo aprovechar este beneficio. Este cálculo no es lineal así que no lo tomen como fuente de cálculo sino que puede ser un parámetro de referencia.

Ojo, no debemos confundir con el CAT, que podemos calcular aquí.

¿De cuántos créditos podremos deducir?

Es importante saber que la limitación no alcanza a un único crédito, siempre que los mismos sean destinados a la compra de una casa habitación. Es decir, que podremos deducir los intereses reales pagados efectivamente por todos los créditos contratados.

Requisitos para deducir intereses hipotecarios

Es importante que, para que el SAT nos acepte estas deducciones como válidas, tener la constancia de intereses que deberá contener el nombre, domicilio y el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) del deudor hipotecario, la ubicación del inmueble hipotecado y los intereses nominales devengados y el monto de los intereses reales pagados durante el ejercicio.

Hay que considerar que durante los primeros 5 a 7 años de la vida del crédito, se paga mayoritariamente intereses y todo eso se va a poder deducir.

Anteriormente, la Ley de ISR en su Artículo 176 (ahora, es el artículo 151) indicaba que las personas físicas residentes en el país que obtengan ingresos para calcular su impuesto anual, podrán hacer, además de las deducciones autorizadas de esta ley que les correspondan, deducciones como la siguiente.

Intereses reales efectivamente pagados en el ejercicio por créditos hipotecarios destinados a la adquisición de su casa habitación contratados con las instituciones integrantes del sistema financiero, siempre que el monto total de los créditos otorgados por dicho inmueble no exceda de un millón quinientas mil unidades de inversión. Ahora el artículo ha cambiado por:

Los intereses reales efectivamente pagados en el ejercicio por créditos hipotecarios destinados a la adquisición de su casa habitación contratados con las instituciones integrantes del sistema financiero, siempre que el monto total de los créditos otorgados por dicho inmueble no exceda de setecientas cincuenta mil unidades de inversión. Para estos efectos, se considerarán como intereses reales el monto en el que los intereses efectivamente pagados en el ejercicio excedan al ajuste anual por inflación del mismo ejercicio y se determinará aplicando en lo conducente lo dispuesto en el tercer párrafo del artículo 134 de esta Ley, por el periodo que corresponda.

En este sentido, vemos que además de ser intereses reales como requisito para su deducibilidad, se tiene como objetivo limitar a la casa habitación como única fuente de intereses deducibles para apoyar a contribuyentes en la adquisición de un inmueble para habitar en él y, a su vez, evitar beneficios excesivos; siempre que el monto total no exceda de 750 mil unidades de inversión, y esto es únicamente posible sólo cuando se adquiere una casa habitación, razón por la cual, la adquisición de otro inmueble, aun con destino habitacional, evidencia que quien la realiza cuenta con recursos para ello, por eso, no se ubica en el supuesto de beneficio descrito en el precepto citado, lo que se respalda con la redacción empleada al establecerse que la deducción se permite cuando se trate del inmueble destinado a “su casa habitación”, lo que refleja que prevé el concepto de bien raíz singularmente, acorde con la propia naturaleza de su utilización, porque la casa para vivienda es única, si se tiene en cuenta que es donde radica y desarrolla la convivencia familiar habitualmente, lo cual excluye la deducción de los intereses pagados respecto de otros inmuebles, incluso a pesar de estar destinados esporádicamente a uso habitacional.

¿Cómo obtener las Constancias de Intereses Reales Pagados?

Recordamos que entre los requisitos de documentación en estos casos vemos que podemos segmentar:

Constancia de Intereses Pagados Banamex

Banamex envía por correspondencia la Constancia Anual de Intereses pagados y devengados (dentro de los meses de Febrero y Abril).

En caso de no contar con este documento, puedes obtenerla así:

  • Acude a la Sucursal Banamex de tu preferencia
  • Solicita una reimpresión de tu Constancia Anual de Intereses pagados y devengados en la “Ventanilla de servicio a clientes”. No olvides llevar copia de tu Identificación Oficial.

Constancia de Intereses Pagados Santander

Para obtener la constancia de intereses pagados de Santander deberás registrarte en la parte de servicios en línea y dentro podrás imprimir tu constancia.

Constancia de Intereses Pagados Scotiabank

Desde el 15 de febrero de 2017 puedes recoger en tu sucursal de asignación la Constancia de Intereses Reales pagados durante el 2016.

Constancia de Intereses Pagados Banorte

Las constancias fiscales correspondientes al ejercicio 2016 se entregarán a partir del 15 de Febrero de 2017 en la sucursal en donde radica su cuenta.

Constancia de Intereses Pagados Banjército

Podrá obtener su constancia de interés real relativo a los productos de captación a través de la página web del banco o en la sucursal de su preferencia del “ESTADO DE CUENTA: CONSTANCIA DE PERCEPCIONES Y RETENCIONES POR INTERESES”.

Constancia de Intereses Pagados BBVA Bancomer

En Bancomer hay 3 formas de obtener nuestro estado de cuenta que indica los intereses pagados:

  1. Descarga de Internet: A través del portal web puedes obtener tu estado de cuenta.
  2. Envío a Domicilio.
  3. Sucursal: en cualquier sucursal BBVA Bancomer donde te podrán proporcionar una copia de tu estado de cuenta.

Conclusión

Si adquiriste una vivienda con un crédito hipotecario puedes obtener un beneficio fiscal y deducir los intereses reales devengados y efectivamente pagados por el financiamiento durante el ejercicio pasado.

Para hacerlo es necesario presentar tu declaración anual, que por ley están obligadas a realizar las personas físicas, quienes ganen más de 400,000 pesos al año. Sin embargo y para obtener este beneficio tú puedes cumplir con este compromiso fiscal aunque tus ingresos sean menores a esta cantidad.

En vista a poder acceder a este beneficio fiscal, tiene que tener en claro que solo son deducibles los intereses reales devengados y efectivamente pagados para la adquisición de un inmueble a través de instituciones que formen parte del sistema financiero:

De esta manera, los que pidan la deducción podrán recibir entre 20 y 28% del monto total por concepto de devolución de intereses, lo cual llega a equipararse con una mensualidad del crédito hipotecario.

Publicidad

¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Loading Facebook Comments ...