Calendario de Impuestos de octubre 2016 en México
Estás aquí: Inicio » Guía Impositiva » ¿Qué son las deducciones estructurales y no estructurales?

¿Qué son las deducciones estructurales y no estructurales?

deducciones estructurales

Existen muchos gastos que no podemos discernir acerca de si son o no deducibles. Dentro de esta gama de erogaciones podemos encontrar a las conocidas como deducciones estructurales o no estructurales, o también conocidas como gastos estructurales o no estructurales.

Para poder solucionar esta confusión existen tesis que nos ayudarán a desasnarnos de esta duda.

A continuación veremos cuáles son los criterios para distinguir las diferencias existentes entre las contempladas en la LISR a la luz del principio de proporcionalidad. En función de ello, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha distinguido entre dos tipos de deducciones.

En concreto, la Justicia ha indicado que existen las deducciones estructurales y las no estructurales. Debajo veremos ambos criterios y definiciones.

¿Qué son las Deducciones Estructurales?

Las deducciones estructurales son aquellas que se suelen identificar como figuras sustractivas o minorativas que tienen como funciones, entre otras, subjetivizar el gravamen, adecuándolo a las circunstancias personales del contribuyente. Es decir, que buscan corregir los excesos de progresividad; o bien, rectificar situaciones peculiares derivadas de transferencias de recursos que son un signo de capacidad contributiva.

Aquí se encuentran las deducciones que suelen ser reconocidas por el legislador adecuándolas al principio de proporcionalidad tributaria para que el impuesto resultante se ajuste a la capacidad contributiva de los causantes.

En estos casos, se suelen incluir a las deducciones que son definidas y que están dentro de los límites específicos del tributo, su estructura y función, se dirigen a coadyuvar al funcionamiento de éste y, en estricto sentido, no suponen una disminución en los recursos del erario; de ahí que estas deducciones no pueden equipararse o sustituirse con subvenciones públicas o asignaciones directas de recursos, ya que no tienen como finalidad prioritaria la promoción de conductas, aunque debe reconocerse que no excluyen la posibilidad de asumir finalidades extrafiscales.

¿Qué son las Deducciones No Estructurales?

Las deducciones no estructurales o “beneficios”, tienen el mismo concepto principal como las estructurales pero que a diferencia tienen como objetivo conferir o generar posiciones preferenciales, o bien, pretender obtener alguna finalidad específica, ya sea propia de la política fiscal del Estado o de carácter extrafiscal.

Estas deducciones son producto de una sanción positiva prevista por una norma típicamente promocional y pueden suscribirse entre los denominados “gastos fiscales”, es decir, los originados por la disminución o reducción de tributos, traduciéndose en la no obtención de un ingreso público como consecuencia de la concesión de beneficios fiscales orientados al logro de la política económica o social; tales deducciones sí pueden equipararse o sustituirse por subvenciones públicas, pues en estos beneficios se tiene como objetivo prioritario plasmar criterios de extrafiscalidad justificados en razones de interés público.


¿Te ha gustado este contenido?


A tus amigos les gustará recibir tus recomendaciones. Con la botonera de arriba puedes compartir este post en tu cuenta de Facebook, Google+ y Twitter.


También puedes seguirnos en Facebook, Twitter y Google (pulsar botones):


   


¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...
Scroll To Top