Publicidad

Deducir Arrendamiento de Auto o Leasing

leasing

A la hora de obtener un carro nuevo, podemos preguntarnos si no es mejor arrendarlo, es decir, pagar una cuota mensual por él durante el tiempo que lo debamos usar, o bien, si lo necesitamos por un largo plazo, podremos contratar un leasing que nos permita comprarlo en un futuro no muy lejano.

En este sentido, sabemos que pagar en efectivo sería una sangría muy fuerte para su bolsillo. Entonces, le parece bien que arrendar es una opción a comprarlo, sepa además que con ello tendrá algunos beneficios fiscales importantes.

En primer lugar, hay que considerar que al comprar un auto de contado se tienen beneficios fiscales, aunque no es lo mejor porque se tiene que desembolsar el recurso en una sola exhibición y la deducibilidad de los impuestos es menor.

Para este caso, al desembolsar el dinero de golpe puede mermar sus finanzas, y la ventaja más importante como persona física es que en ese momento se hace deducible lo que es permitido por ley; se deduce tanto ISR, que es 30% (35% desde 2014), como IVA, que es 16%, en un solo ejercicio fiscal.

Entonces, adquirir un vehículo de contado es la opción ideal para quien le gusta la idea de ser dueño de un auto, si piensa conservarlo por varios años o si desea alterar la apariencia del mismo.

Pero, por el otro lado, el arrendamiento puro o leasing (alquiler con derecho de compra) es un contrato mediante el cual el arrendador traspasa el derecho a usar un bien a cambio del pago de rentas durante un plazo determinado, al término del cual el arrendatario tiene la opción de comprar el bien arrendado pagando un precio determinado, devolverlo o renovar el contrato.

Este caso tiene la particularidad de que el adquirente no se desembolsa el dinero de un jalón, sino que se hace en pequeñas mensualidades durante dos, tres o cuatro años.

Se deduce en cada mensualidad el IVA, el interés del IVA, el ISR y el interés del ISR durante todo el contrato. Adicionalmente, la deuda se puede amortizar.

La Condusef añade que, en el leasing automotriz, al finalizar el plazo el arrendatario tiene la opción de devolver el vehículo a la arrendadora o comprarlo, liquidando un valor residual que usualmente ya está establecido en el contrato.

Consejos 
al arrendar o contratar un leasing:

  • Busque las ofertas y compare; existen diferentes tipos de arrendamiento para situaciones específicas.
  • Lea todos los detalles del contrato, identifique los gastos que le corresponden.
  • Contrate el seguro por su cuenta, pues generalmente es más barato.
  • Busque autos que mantengan su valor en el curso del tiempo.
  • Si piensa en adquirir el vehículo, pregunte desde un principio el monto que deberá cubrir al finalizar el contrato.
  • Recuerde que si decide comprar el auto al finalizar el arrendamiento, puede que salga más caro que financiarlo desde un principio.

Características:

  • Los pagos mensuales se aplican a la renta del auto, cuya propiedad se puede adquirir al finalizar el plazo liquidando el valor residual.
  • Dar un enganche de 15% del valor del auto.
  • Los pagos mensuales son más bajos que en el crédito automotriz, porque sólo representan la depreciación que éste sufre durante la vigencia del contrato y no el costo total del auto.
  • Plazos desde 12 hasta 48 meses.
  • El mantenimiento es obligatorio y el arrendatario debe mantener en buenas condiciones el auto.

Es un elemento e instrumento recomendable para las personas que sienten la necesidad de tener un auto nuevo cada dos o tres años, que prefieren manejar un auto nuevo que ser dueño del mismo y que estén dispuestos a realizar pagos mensuales por concepto de renta y no del valor del vehículo.

Vea el video de cómo calcular las cuotas del leasing teniendo en cuenta un valor residual, asimismo puede descargar el archivo aquí:

Publicidad

¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Loading Facebook Comments ...