Calendario de Impuestos de Octubre 2014 en México

Donación

donacion

Las personas a lo largo de su vida pueden recibir toda clase de donaciones. Muchas de ellas pueden estar sujetas a la tributación, pero no todas las donaciones causan impuesto para el adquiriente.

No obstante, aunque el donativo se encuentre exento, en algunas ocasiones será necesario informarlo dentro de la declaración anual debido a que la ley indica que las Personas Físicas residentes en México están obligadas a informar en la declaración del ejercicio sobre los préstamos, donativos y premios obtenidos en el mismo.

Ahora bien ya, comentamos que el impuesto lo deberá pagar la persona que adquiere el bien, y que no todas las donaciones son gravadas, pero ¿qué sucede cuando mi donación es gravada?

Según el Código Civil del Distrito Federal la donación es un contrato por el cual una persona transfiere a otra, de manera gratuita, una parte o la totalidad de sus bienes presentes. Esta donación puede ser pura, condicional, onerosa o remuneratoria.

Existen varios tipos de donación a saber: la donación pura es la que se otorga en términos absolutos, sin esperar nada a cambio; la condicional depende de algún acontecimiento incierto; y la donación remuneratoria se produce cuando se hace en atención a servicios recibidos por el donante y que éste no tenga obligación de pagar; por ejemplo, alguien acude a una institución que le presta servicios gratuitos para hacerle una aportación.

Para que una donación se considere realizada, se requiere la aceptación del donatario a recibir los bienes y su comunicación al donador. La donación puede hacerse de forma verbal o por escrito, pero es importante considerar que la forma verbal únicamente es valida para bienes muebles que no rebasen de 200 pesos. En los casos de que el valor de los muebles exceda esta cantidad, pero no pasa de 5 mil pesos, la donación debe hacerse por escrito; ahora bien, si excede de 5 mil pesos, la donación se reducirá a escritura pública.

Las donaciones son ingresos por adquisición donde el donatario recibe la cosa que modifica su patrimonio de manera positiva, entonces aparece la hipótesis generadora del impuesto en el sujeto que recibe el bien. Esto se reafirma en el Artículo 146 de la LISR, que en su cuarto párrafo establece que no se considerarán ingresos por enajenación los que deriven de la transmisión de propiedad de bienes por la donación, sin importar si existe algún tipo de parentesco entre el donador y el donatario.

Algunas de las donaciones son gravadas, y en el Artículo 109 de la LISR indica que:

No se pagará el impuesto por la obtención de los siguientes ingresos, en caso de los donativos, en los siguientes casos:

  1. Entre cónyuges o los que perciban los descendientes de sus ascendientes en línea recta, cualquiera que sea su monto.
  2. Los que perciban los ascendientes de sus descendientes en línea recta, siempre que los bienes recibidos no se enajenen o se donen por el ascendiente a otro descendiente en línea recta sin limitación de grado.
  3. Los demás donativos, siempre que el valor total de los recibidos en un año de calendario no exceda de tres veces el Salario Mínimo General del área geográfica del contribuyente elevado al año. Por el excedente se pagará impuesto.

¿Te ha gustado este contenido?


A tus amigos les gustará recibir tus recomendaciones. Con la botonera de arriba puedes compartir este post en tu cuenta de Facebook, Google+ y Twitter.


También puedes seguirnos en Facebook, Twitter y Google (pulsar botones):


   


Scroll To Top