Calendario de Impuestos de Diciembre 2014 en México
Estás aquí: Inicio » Impuestos » IEPS » IEPS sobre comida chatarra: 8%

IEPS sobre comida chatarra: 8%

comida chatarra

Otra de las propuestas aprobada es aplicar una tasa diferencial sobre la comida chatarra.

En este sentido, vimos como el Senado ha aprobado, con 71 votos en favor y dos en contra, la reforma a la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) se pueda aplicar un 8% sobre la venta al público de la llamada “comida chatarra”.

Concretamente, la miscelánea de la reforma hacendaria aplica un IEPS de 8% a nueve categorías de alimentos procesados con un alto contenido de calorías por porción y de 10% a la enajenación e importación de los mismos.

Los dos IEPS se aplicarían a botanas, confitería, chocolate y demás productos derivados del cacao, flanes y pudines; dulces de frutas y hortalizas, cremas de cacahuate y avellanas, dulces de leche, alimentos preparados a base de cereales, así como helados, nieves y paletas de hielo.

¿Qué alimentos están alcanzados?

Pues bien, en concreto no podemos llamarlos alimentos si están dentro de la categoría de “comida chatarra”, pero seguido podemos ver el listado general. La Comisión de Hacienda aprobó incluir una lista de los alimentos gravados:

  • Botanas: elaborados a base de harinas, semillas, tubérculos, cereales, granos y frutas sanos y limpios que pueden estar fritos, horneados y explotados o tostados y adicionados de sal, otros ingredientes y aditivos para alimentos, así como las semillas para botanas, que son la parte del fruto comestible de las plantas o árboles, limpia, con o sin cáscara o cutícula, frita, tostada u horneada, adicionada o no de otros ingredientes o aditivos para alimentos.
  • Productos de confitería: Dulces y confites, donde se incluyen los caramelos, dulce imitación de mazapán, gelatina o grenetina, gelatina preparada o jaletina, malvavisco, mazapán, peladilla, turrón, entre otros.
  • Chocolate y demás productos derivados del cacao: obtenidos por la mezcla homogénea de cantidades variables de pasta de cacao, o manteca de cacao o cocoa con azúcares u otros edulcorantes, ingredientes opcionales y aditivos para alimentos, cualquiera que sea su presentación. Así también como los derivados del cacao, la manteca de cacao, pasta o licor de cacao, torta de cacao, entre otros.
  • Flanes y pudines: Pudin, dulce que se prepara con bizcocho o pan deshecho en leche y con azúcar y frutas secas.
  • Dulces de frutas y hortalizas: Dulces de frutas y de hortalizas, a los productos tales como ates, jaleas o mermeladas, obtenidos por la cocción de pulpas o jugos de frutas u hortalizas con edulcorantes, adicionados o no de aditivos para alimentos. Comprende las frutas y hortalizas cristalizadas o congeladas.
  • Cremas de cacahuate y avellanas: Crema de cacahuate o avellanas, la pasta elaborada de cacahuates o avellanas, tostados y molidos, generalmente salada o endulzada.
  • Dulces de leche: Comprende, entre otros, la cajeta, el jamoncillo y natillas.
  • Alimentos preparados a base de cereales: Alimentos preparados a base de cereales, comprende todo tipo de alimento preparado a base de cereales, ya sea en hojuelas, aglomerados o anillos de cereal, pudiendo o no estar añadidos con frutas o saborizantes.
  • Helados, nieves y paletas de hielo: Productos elaborados mediante la congelación, con agitación de una mezcla pasteurizada compuesta por una combinación de ingredientes lácteos, que puede contener grasas vegetales permitidas, frutas, huevo, sus derivados y aditivos para alimentos.

Alimentos de consumo básico no alcanzados

A efectos de la Ley de IEPS por su importancia en la alimentación de la población, no estarán alcanzados los siguientes alimentos:

  • Tortilla de harina de trigo, incluyendo integral.
  • Pasta de harina de trigo para sopa sin especies, condimentos, relleno, ni verduras.
  • Pan no dulce: bolillo, telera, baguette, chapata, birote y similares, blanco e integral, incluyendo el pan de caja.
  • Harina de trigo, incluyendo integral.
  • Alimentos a base de cereales de trigo sin azúcares, incluyendo integrales.
  • Tortilla de maíz, incluso cuando esté tostada.
  • Harina de maíz.
  • Nixtamal y masa de maíz.
  • Alimentos a base de cereales de maíz sin azúcares.
  • Alimentos a base de cereales para lactantes y niños de corta edad.
  • Alimentos a base de otros cereales sin azúcares, incluyendo integrales.
  • Pan no dulce de otros cereales, integral o no, incluyendo el pan de caja.

¿Están gravadas las preparaciones que requieren un proceso adicional?

La Ley de IEPS indica que la importación de alimentos no básicos con una densidad calórica de 275 kcal o mayor por cada 100 gramos se encuentran gravados a la tasa del 8%. Asimismo, grava los alimentos preparados a base de cereales, es decir, aquellos productos que están listos para consumirse por no requerir un proceso adicional para ingerirse en forma directa.

Por ello, si existen preparaciones alimenticias que requieran de algún proceso adicional previo a su consumo de forma directa no se encuentran alcanzados por el IEPS.

Recordamos

El dictamen de la Ley de Ingresos fue aprobado ayer a medianoche en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados por 30 votos en favor, del PRI, PRD, Nueva Alianza y Partido Verde; 12 en contra, por parte del PAN y PT; y una abstención, de Movimiento Ciudadano. La votación pasa hoy al pleno de la Cámara Baja, donde se espera que el PAN presente reservas.

La iniciativa, presentada en la sesión de este martes y que fue turnada a la Cámara de Diputados para ser incluida en el marco de la discusión de la Miscelánea Fiscal 2014, señala que con este impuesto se podrían recaudar alrededor de 20 mil millones de pesos al año.

Asimismo, la Secretaría de Salud estaría facultada para establecer aquellos alimentos de alto contenido de carbohidratos, grasas y sodio, con nulo o escaso valor nutricional, denominados “comida chatarra”.

La Cámara de Diputados avaló la semana pasada sólo un alza del 5% de los alimentos considerados como chatarra.

¿Para qué se usaría el dinero recaudado?

En vista a la propuesta, se estipuló que los beneficios tributarios serían utilizados para combatir la obesidad, la desnutrición y la alta incidencia de enfermedades como diabetes, alteraciones esqueléticas, hipertensión arterial, hipercolesterolemia e inadaptación psicosocial.

Según se indica, se estima que podrían recaudarse cerca de 20 mil millones de pesos, que representan 0.10% del PIB, un 3.81% de aumento en el total de la recaudación esperada de 523 mil 593 millones de pesos en 2014.

Asimismo, se podrá reducir el subsidio implícito que el Estado otorga a las empresas de productos chatarra, debido a que el sistema de salud gasta en atender las enfermedades asociadas a las externalidades negativas producidas por estas compañías.

Se añade que la iniciativa debe estar acompañada de una política pública que garantice el derecho de los niños y las niñas a una vida saludable, a mejorar la educación y la prevención de la obesidad como una política de Estado.


¿Te ha gustado este contenido?


A tus amigos les gustará recibir tus recomendaciones. Con la botonera de arriba puedes compartir este post en tu cuenta de Facebook, Google+ y Twitter.


También puedes seguirnos en Facebook, Twitter y Google (pulsar botones):


   


Un comentario

  1. Alexis Cruz Guzmán

    Me podrían ayudar de favor poniendo un ejemplo práctico de la aplicación del impuesto a un producto elaborado a base de fruta (mermelada), teniendo un precio de venta sin ningún impuesto de 10.00. Gracias

Deja un comentario

Scroll To Top